En un auto fechado el día 12 de enero, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez se pronuncia de este modo después de que la Fiscalía le solicitara que "valorase" la posibilidad de investigar al primer edil, todo ello al entender que, de la instrucción practicada hasta el momento, "no se desprenden indicios que permitan deducir la participación" de Toscano en los hechos y el delito investigado.

En este sentido, considera que no es "procedente ni justificado" citar como investigado al alcalde de Dos Hermanas, pues es "evidente" que llamar a alguien en calidad de investigado, "en todas las citaciones pero más cuando se tiene un cargo de trascendencia pública, es claramente perjudicial, y por ello se debe hacer cuando existan indicios de participación del delito investigado, o al menos cuando exista algún elemento que razonablemente permita pensar en su participación en el delito y que deba ser explicada por el investigado".

Al hilo de ello, el juez asevera que ello "no sucede con Toscano, pues con independencia de las implicaciones políticas del delito aquí investigado, la valoración que pide el Ministerio Fiscal debe hacerse desde una perspectiva jurídico procesal penal, y a juicio de este instructor no se desprenden de la instrucción practicada hasta el momento indicios que permitan deducir" la participación del primer edil.

El juez señala que, "con independencia de la implicación o no" del presidente de NNGG de Andalucía, Luis Paniagua, o del concejal socialista Agustín Morón, "ambos como concejales del Ayuntamiento, aunque de partidos distintos, y de la relevancia o no de la utilización de un teléfono asignado al Ayuntamiento, y de cuyo vínculo se desprende la petición" efectuada por la Fiscalía, lo que se valora es que "no existe ningún elemento probatorio en el procedimiento que permita deducir la participación" del alcalde en los hechos.

NO HAY INDICIOS DE CRIMINALIDAD

Y ello, según añade, "al no haber constancia de llamada alguna que pueda resultar sospechosa", a lo que se suma que "en ninguna de las testificales practicadas se ha puesto de manifiesto su posible implicación con los hechos", de manera que "sólo el denunciante relató un episodio un tiempo atrás" en que el primer edil "le comentaba algo de un vídeo y de unas fiestas".

"Ello, aparte de no haber quedado claro a qué vídeo o fiestas se refería, no supone indicio de criminalidad suficiente para justificar la diligencia interesada, ya que parece lógico pensar que Toscano, como alcalde de la localidad, pudiera tener conocimiento de diversos entresijos de la política local", argumenta el instructor.

Asimismo, y en relación al conocimiento de la grabación del vídeo concreto que "nos ocupa", el juez dice que, "aunque así fuera, ello no significaría en ningún caso su participación en su grabación".

Por último, y en cuanto al posible conocimiento de la utilización del vídeo para lograr la renuncia de Manuel Varela el día antes de las elecciones, manifiesta que "es algo que si bien puede resultar verosímil, tampoco ha podido acreditarse", ya que, "como se ha dicho, no se ha podido constatar tráfico de llamadas ni contactos entre ninguno de los implicados y Toscano que permitan deducir este extremo", todo ello "sin que conste fehacientemente no solo el efectivo conocimiento de los hechos, sino tampoco el momento en que pudo haberse producido".

SIN RESPONSABILIDAD PENAL

"En todo caso, este instructor considera que el mero conocimiento por parte de Toscano de los hechos por haber sido informado de ello no puede equivaler a llevar aparejada ningún tipo de responsabilidad penal", concluye el juez.

En la causa están investigados el expresidente del PP de Dos Hermanas Manuel Alcocer; el presidente de NNGG de Andalucía, Luis Paniagua; el concejal socialista Agustín Morón; el empresario y militante del PP Emilio Maya; el periodista local José Luis Olivares; Francisco Javier Romero como persona "interpuesta" en las citadas y presuntas coacciones; y el trabajador municipal Fernando Díaz Alcocer.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.