Según ha explicado el Ayuntamiento en una nota, los agentes, pertenecientes a una unidad radio-patrulla, trataron de descubrir, mediante preguntas al menor, algún dato de sus familiares, aunque ofrecía informaciones contradictorias.

Así, ante el desamparo del menor, la Policía Local requirió los servicios del grupo de investigación especializado en menores de la Policía Autonómica, al tiempo que se informaba del hecho a la Fiscalía de Menores, decretando el fiscal de guardia su traslado a un centro de menores por la Policía Autonómica hasta la localización de sus padres, que se hicieron cargo de su hijo a las 4,12 horas. Al parecer, el menor abrió la puerta de casa mientras sus familiares dormían y salió a la calle.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.