Los radares fijos instalados en las carreteras zaragozanas están disuadiendo a los conductores de pisar el acelerador en los tramos más peligrosos. Los seis velocímetros que la Dirección General de Tráfico tiene en la provincia han realizado en lo que va de año 11.374 denuncias, que sólo suponen el 0,19% de los vehículos que se han controlado (un total de 5.897.957).

Según estos datos, las máquinas hacen una media de 40 fotos diarias a conductores fitipaldis. Aún así, fuentes de tráfico explican que no siempre se puede identificar los vehículos, porque el exceso de velocidad hace que en ocasiones las fotografías salgan con poca nitidez.

Cinco de estos radares fijos están en la autovía de Madrid: en Ariza, Calatayud, La Almunia, la Feria de Muestras y la Ronda Norte. El sexto está en la Ciudad del Transporte, en la autovía de Huesca.

Los radares cazan a una media de 40 conductores al día
Según la información facilitada por la Jefatura Provincial de Tráfico, los radares instalados en Calatayud y la Ciudad del Transporte son los que más denuncias hacen al año. El primero de ellos ha cazado ya a 3.117 infractores y el segundo, a 4.732, lo que representa el 0,89% y el 0,65% de los vehículos, respectivamente.

Les siguen las máquinas de la Feria de Muestras (1.899 irregularidades detectadas), Ronda Norte (724), La Almunia (649) y Ariza (253).

Hasta seis puntos menos

Los conductores que hacen caso omiso a las señales luminosas que identifican los radares fijos pagan entre 92 y 600 euros de multa. La sanción, además, conlleva pérdidas de puntos del carné. Si se supera la velocidad en 20, 30 o 40 kilómetros/hora, el conductor pierde 2, 3 ó 4 puntos, respectivamente. Si se circula a una velocidad un 50% mayor de lo permitido, se impone la máxima sanción y se quitan seis puntos.

Están lejos de los puntos negros

Sólo tres de los doce radares fijos que hay en las carreteras aragonesas están instalados en puntos negros que se caracterizan por su peligrosidad y elevadas tasas de accidentes. Son los tres de la carretera de Barbastro (Huesca), en los kilómetros 157, 186 y 202.