Un autobús de Tussam
Un autobús de Tussam EUROPA PRESS

El secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte (SITT), Emilio Cubero, ha valorado positivamente que "las agresiones concentradas" en ciertas zonas de la ciudad hispalense que sufrían los conductores de la sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) se hayan convertido en "casos puntuales", tras la aplicación del protocolo revisado de actuación ante incidencias.

Así, Cubero ha explicado a Europa Press que, desde que se ha aplicado el "protocolo de actuación ante incidencias que afecten a la seguridad" a finales de año, tras su reciente actualización, no se han sucedido apenas agresiones, si bien ha reconocido que siguen sucediendo "algunas roturas de cristales" cuando el conductor circula con el vehículo.

No obstante, ha puesto especial énfasis en el hecho de que este tipo de incidentes, antes circunscritos sólo a "una zona puntual de la capital como 'Las Tres Mil Viviendas'", hayan ocurrido ahora "en cualquier punto de la ciudad". Precisamente por ello, ha asegurado que es necesaria "más presencia policial" que, a su juicio, "reduciría los problemas" a este respecto.

En cuanto al protocolo, recientemente actualizado a cuenta del repunte de altercados, el secretario general del SITT ha indicado que el objetivo principal del mismo es "dar seguridad al conductor y actuar con rapidez en casos de actos violentos", rememorando que el pasado mes de noviembre hubo un alza en el "apedreamiento" de los autobuses de la flota y las "agresiones" a los conductores.

TRABAJO CONTINUO EN DIFERENTES CAMPAÑAS

Igualmente, ha comentado que "se sigue trabajando" para llevar a cabo diferentes campañas informativas y publicitarias sobre los derechos y los deberes de los usuarios, así como de las obligaciones del conductor. Asimismo, Cubero ha apuntado que, en esta línea y para este fin, también se pretende reforzar la formación interna de la flota.

Cabe recordar que, por "operatividad", el documento actualizado establece "dos procedimientos de actuación" según las líneas explotadas directamente por Tussam y las subcontratadas, si bien en ambos casos se recoge como obligatorio un procedimiento "en caso de apedreamiento de un autobús".

Así, según indica el protocolo, una vez dado el aviso, "desde el centro de control de Tussam se impartirán instrucciones a los conductores de las líneas afectadas, estableciendo una ruta alternativa que evite la zona de conflicto y se requerirá la intervención en la zona de un supervisor que confirme la actuación policial y la eliminación del riesgo antes de reanudar el servicio por la zona".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.