Julio Andrade y Juan Cassá en el acto de presentación.
Julio Andrade y Juan Cassá en el acto de presentación. EUROPA PRESS/AYTO. MÁLAGA

En el acto de presentación también han estado presentes representantes de las entidades Altamar, Nena Paine, Incide y Trans. Asimismo, la creación de esta herramienta social supone el cumplimiento de una moción aprobada por unanimidad en el pleno municipal de octubre del año 2016, a iniciativa del grupo municipal de Ciudadanos.

La creación de esta herramienta social ha sido posible gracias a la colaboración de las asociaciones que trabajan en el ámbito de los menores y las familias -23 forman parte de la Agrupación de Desarrollo de Infancia-, los once Centros de Servicios Sociales Comunitarios municipales y de las entidades que participan en el programa 'Caixa Proinfancia'.

Por su parte, el documento, según han explicado, desvela que la ciudad cuenta con casi 100 recursos de apoyo escolar que están siendo gestionados por 18 entidades y por los once Centros de Servicios Sociales Comunitarios.

El mapa, además de un instrumento de conocimiento real de los recursos existentes, se convierte en el punto de partida para poner en marcha la cobertura de las necesidades de apoyo escolar que puedan tener los escolares en determinadas zonas de la ciudad. Además, también servirá para reordenar recursos y priorizar la acción en los lugares socialmente más vulnerables.

Esta acción de gobierno es un elemento clave del Plan de Lucha contra la Pobreza Infantil que está desarrollando el Ayuntamiento, al concebir que "la educación de los menores es la herramienta más valiosa para transformar su realidad y romper el círculo de la exclusión social".

20 AÑOS DE COMPROMISO MUNICIPAL

Málaga cuenta, dentro del sexto Plan de Inclusión Social vigente, con un plan específico de menores en el que se recoge la importancia de construir y asentar una ciudad acogedora para la infancia, que reconozca y respete a los niños y adolescentes, y asegure su debida protección, promoviendo la igualdad de oportunidades y permitiéndoles participar activamente en los procesos que les afectan como ciudadanos de pleno derecho.

Como define Unicef, la infancia es "la época en la que los niños tienen que estar en la escuela y en los lugares de recreo, crecer fuertes y seguros de sí mismos y recibir el amor y el estímulo de sus familias y de una comunidad amplia de personas adultas".

De ese modo, en las políticas y actuaciones locales, por la proximidad con la propia ciudadanía, han asegurado que se intenta dar respuesta a necesidades que reducen la brecha de la desigualdad y entre las medidas a impulsar las relacionadas directamente con la educación, derecho que está garantizado pero que pueda ser complementado desde la Administración local para evitar el fracaso y el abandono escolar.

Las medidas de prevención, de protección y compensatorias para los más pequeños y los jóvenes, tienen un "sentido real" articuladas en el marco de la familia. Por ello, de manera coordinada con las mismas, desde hace más de 20 años, el Ayuntamiento impulsa acciones educativas complementarias a las propiamente académicas, directamente desde los propios Servicios Sociales Comunitarios en todos los distritos así como de la mano de los colectivos sociales especializados.

La experiencia, según han asegurado, ha demostrado que este refuerzo socioeducativo "da oportunidades a las familias más vulnerables". Igualmente, se ha evolucionado en la implementación de metodología innovadora para conseguir mejores resultados académicos.

Consulta aquí más noticias de Málaga.