Moncayo
El Moncayo o San Miguel es la máxima cumbre del Sistema Ibérico. FLICKR/M.A.García

Emprender es vital para dar nueva savia a la economía española y se hace especialmente necesario en aquellas zonas más inactivas, aquella parte de España cercana al vacío. Las CCAA más afectadas por este fenómeno son Galicia, Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón y Extremadura. Para todas ellas, que en 2013 formaron el Foro de Regiones con Desafíos Demográficos, la despoblación es un asunto prioritario.

Por eso es tan interesante el proyecto “SOCENT SPAs: Emprendimiento Social en Áreas Escasamente Pobladas”, que ha comenzado a caminar en Soria. Regiones de cuatro países, entre ellas Castilla y León, han puesto sobre la mesa sus experiencias sobre la aportación de las empresas sociales a sus territorios. En la capital soriana se ha firmado el proyecto Interreg de fomento de la Economía Social en regiones europeas con retos demográficos, financiado con un millón de euros.

La economia social es clave para la reversión de la demografía en territorios despobladosLas entidades públicas y privadas socias son la ONG soriana Cives Mundi, como representante local, Social Impact (Alemania), la Universidad de Ciencias Aplicadas de Laponia (Finlandia), la entidad sin ánimo de lucro EPIC, el Ministerio de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, ambos de Eslovaquia, y la Junta de Castilla y León Este encuentro en Soria ha permitido poner en marcha la agenda de los próximos cuatro años y medio, que es la duración de este proyecto, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), a través del programa Interreg Europe. El objetivo es fomentar la cooperación interregional entre las seis entidades públicas y privadas de Brandeburgo (Alemania), Gemer (Eslovaquia), Laponia (Finlandia) y Castilla y León (España) a fin de mejorar la efectividad de las políticas regionales para apoyar activamente la visibilidad, incubación y aceleración de los emprendedores sociales en Áreas Escasamente Pobladas (SPAs, por sus siglas en inglés) como conductores de la competitividad regional y del crecimiento inclusivo.

El responsable de Comunicación de Cives Mundi, Roberto Ortega, resalta que el proyecto puede suponer “un antes y un después” del emprendimiento social en España. “La economia social es clave para la reversión de la demografía en territorios despoblados”, asegura.

Los socios de este proyecto regional aprenderán qué es lo que funciona mejor en diferentes entornos y podrán diseñar, y luego implementar, planes de acción adecuados que aspirarán a integrar las lecciones aprendidas en sus políticas regionales. Los productos principales serán una guía de buenas prácticas para las empresas sociales en áreas escasamente pobladas y cuatro planes de acción (uno por región) implementados.

La convocatoria de Interreg contó con 211 propuestas presentadas, de las que se han aprobado 66, 16 de ellas en la línea (competitividad de las PYMES) en la que concurría el Consorcio. El objetivo del programa es ayudar a las regiones europeas a diseñar e implementar políticas regionales y programas de una forma más efectiva, concretamente los programas de Crecimiento y Empleo de los Fondos Europeos Estructurales y de Inversión, pero también los programas del objetivo de Cooperación Territorial Europea, a través del intercambio de experiencias, conocimiento y buenas prácticas entre los agentes interesados de todas las regiones europeas.