Control de alcoholemia
Un miembro de la Guardia Civil realiza un control de alcoholemia. MINISTERIO DEL INTERIOR

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Fontanar, en Guadalajara, tras ocasionar un accidente por conducir en sentido contrario en la carretera A-2, a la altura del municipio de Azuqueca de Henares. El detenido, de 51 años, dio positivo en las pruebas de alcohol y drogas a las que fue sometido.

Sobre las 20.45 horas del pasado 5 de enero, el instituto armado recibió una llamada del Servicio de Emergencias 112 de Castilla-La Mancha, comunicando que un usuario de la vía había avistado a un conductor circulando en sentido contrario por A-2.

Ante esta comunicación se pasó aviso a las patrullas en servicio para interceptar al citado conductor, siendo localizado minutos después a la altura del kilómetro 44,3 de la citada vía, lugar en el que había colisionado con otro vehículo, resultando ilesos los implicados en el siniestro.

La Guardia Civil sometió a ambos conductores a las pruebas reglamentarias de detección de alcohol y drogas, dando positivo en ambas el conductor que circulaba en sentido contrario.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil instruyó diligencias por la detención de esta persona por un delito contra la seguridad colectiva (conducción temeraria) y por la conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas y drogas.