Explotación sexual
La trata de personas con fines de explotación sexual, una pesadilla que afecta a alrededor de 73 millones de personas, de las que el 70% son mujeres. GTRES

El Gobierno ha concedido la protección internacional a doce mujeres y sus hijos menores víctimas de trata con fines de explotación sexual en el último trimestre de 2016, "un gran avance" porque hasta este lunes solo se había reconocido en "contadas ocasiones", según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

La responsable del servicio jurídico de Cear, Paloma Favieres, ha confiado en que en el futuro se mantenga, después de analizar los casos de forma individualizada, la valoración del riesgo de retorno a sus países que se ha tenido en cuenta a la hora de conceder el asilo a estas mujeres. No se trata, ha precisado, de expedientes nuevos, sino de casos que iniciaron su solicitud entre 2009 y 2014.

Una de ellas "no sabía que podía pedir asilo", sino que "simplemente" contó su historia y su abogada se encargó de pedir la protección. "Gracias a eso ahora vivo sin miedo", cuenta la mujer en la nota de prensa difundida por Cear.

Desde la organización han querido recordar la obligación de los Estados de garantizar el principio de no devolución, por lo que confían que este criterio se aplique a todas las víctimas de trata con solicitudes de asilo pendientes de resolución y "cuya vida o integridad corra peligro en el caso de ser devueltas a su país".

Por ello, y de acuerdo con la Convención de Ginebra y otros convenios internacionales, Cear lleva años reclamando el derecho de asilo a las mujeres víctimas de trata tanto en los puestos fronterizos como dentro del territorio.