El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, participa en un desayuno
El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, participa en un desayuno EUROPA PRESS

Así se ha pronunciado el también líder de los socialistas valencianos en un encuentro informativo organizado por el diario 'El Mundo', en el que no ha querido hablar de la competición que puede abrirse en las primarias del PSOE, una vez que el exlehendakari ha dado el paso ya de anunciar que se presentará.

"Yo creo que cualquier persona que quiera aportar algo al futuro del PSOE tiene que dar un paso y dar sus ideas, pero a mí desde luego me preocupa muchísimo más contemplar la remodelación, el reposicionamiento del proyecto político, que en estos momentos cualquier cuestión nominalista", ha explicado, nada más llegar junto al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

Ya en el turno de preguntas, ha abundado en la misma idea, insistiendo en que "cualquier persona que tenga un proyecto, una ambición, una capacidad de entender que puede aportar algo", debe tomar sus decisiones, pero lo importante es "hablar del qué".

NO SE TRATA DE "CORRETEAR POR LOS PASILLOS DEL PODER"

"Si hay personas que quieren acudir a esta cita democrática, adelante; pero no es una cita simplemente de intentar corretear por los pasillos del poder, hay que hacer algo más serio, presentar proyectos", ha afirmado.

Dicho esto, tampoco ha querido comentar si considera que la candidatura de López trata de evitar que el ex secretario general se presente. A su juicio, "las cosas son un poco más complicadas".

Eso sí, ha defendido que si Sánchez "tiene un proyecto, lo tendrá que explicar" y si López tiene uno, igual. "Aquí no se trata de hacer 'pseudocoaliciones', se trata de explicar exactamente qué es lo que se quiere", ha afirmado, para después añadir que "cada uno ha tenido también sus oportunidades y en este caso son personas conocidas, tienen pasado". "Está bien, yo no lo voy a explicar, pero cada uno sabe lo que ha hecho en el pasado", ha afirmado.

De la misma manera, ha rechazado que, si finalmente la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, da el paso de presentarse, será un PSOE del norte contra otro del sur. En su opinión, "ese maniqueísmo no existe".

"Hay personas en el PSOE de Andalucía que tienen un concepto bastante federal y otros en el País Vasco, bastante centralista", ha afirmado, para después añadir que, de la misma manera, "hay gente en el sur más progresista y en el norte más conservadora".

"Esto es más diverso", ha remachado, para después insistir en que el PSOE tiene que gestionar su diversidad y su pluralidad, porque España es diversa y plural.

Al margen de esto, por lo que se refiere a las relaciones del PSOE y el PSC, Puig ha defendido que hay que "resolver" la vinculación entre ambos y no ha restado importancia a la crisis que se abrió cuando los socialistas catalanes desoyeron la decisión del Comité Federal del PSOE sobre la investidura de Mariano Rajoy.

El presidente valenciano ha defendido que es partidario de reformar las relaciones entre ambos partidos y buscar una solución, pero no ha aclarado hacia qué modelo cree que deben ir ni si los militantes del PSC seguirán votando en las primarias del PSOE. Eso sí, ha insistido en que el PSC debe tener lealtad al PSOE.

En su opinión, hay condiciones para que puedan llegar a acuerdos. En este sentido, ha subrayado que la intervención del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, en el Comité Federal del pasado sábado fue "muy positiva".

Consulta aquí más noticias de Valencia.