Asesino calle General Zuvillaga de Oviedo
Asesino calle General Zuvillaga de Oviedo EUROPA PRESS

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial ha acogido este lunes la segunda sesión del juicio contra Jorge P.V acusado de matar a su mujer con una mancuerna en su vivienda en Oviedo, en noviembre de 2015. En esta sesión han declarado varios testigos. Uno de ellos un amigo íntimo de la fallecida desde hace "más de cuarenta años" que ha considerado que el acusado sometió a la víctima a "un proceso lento pero progresivo de aislamiento" y que ha indicado que "cree que Isabel no era del todo libre".

"Isabel estaba enamorada. No acabo de comprender como una mujer de carácter como ella llegó a este estado, no lo puedo entender", ha manifestado el testigo que ha definido a su amiga como una mujer "sociable, culta, con carácter", cuya personalidad y forma de ser "se fue transformando" desde que comenzó su relación con el ahora acusado a finales de 2011 al que conocía cuando tomaban algo juntos después de salir de un concierto en el Auditorio.

En su declaración ha afirmado que conocía a la fallecida desde sus años de estudiantes de la carrera de Historia y compartían gran amistad, tanto que fue padrino de su boda y padrino de su hijo, un joven al que definió como "muy educado, igual que sus padres", pero con una mala relación con la pareja de su madre, tanto que incluso le pidió su vivienda en Oviedo para no compartirla con el procesado.

"Isabel era tremendamente educada, tenía vida social, sabía hablar de muchos temas", ha dicho el testigo que ha manifestado que su amiga se jubiló precipitadamente por sus problemas de ansiedad causados en gran medida por su trabajo en un centro psiquiátrico. No obstante ha indicado que no tenía ni agorafobia ni claustrofobia y tampoco tenía tendencia al aislamiento.

(((HABRÁ AMPLIACIÓN)))

Consulta aquí más noticias de Asturias.