David Lezáun, Félix Bariáin y Luis Miguel Serrano, de UAGN
David Lezáun, Félix Bariáin y Luis Miguel Serrano, de UAGN EUROPA PRESS

El presidente de UAGN, Félix Bariáin, ha realizado una valoración "positiva", pero "condicionada y con reservas", del estudio de alternativas realizado por el Gobierno foral para la segunda fase del Canal de Navarra, que plantea desarrollarlo para la Ribera de forma "similar' a la ampliación de la primera.

Bariáin ha ofrecido este lunes una rueda de prensa junto al secretario general de la organización agraria, David Lezáun, y el vicepresidente, Luis Miguel Serrano, para valorar la propuesta del Ejecutivo foral.

El presidente de UAGN ha destacado que "se brinda una oportunidad histórica a la Ribera para tener agua de riego de calidad y tener agua de uso de boca también de calidad", un momento que "va a marcar un punto de inflexión en la vida social y económica de la Ribera de Navarra".

Tras remarcar que el sindicato agrario "siempre ha defendido esta obra desde sus inicios", Bariáin ha resaltado que "evidentemente" UAGN "va a seguir apoyando el Canal de Navarra en esta segunda fase", ya que "no solamente los agricultores vamos a ser los grandes beneficiarios de esta obra, sino que entre el 60 y 70% de la población navarra va a beber agua de calidad y se posibilita el uso industrial de la misma".

En este sentido, ha precisado que las 22.000 hectáreas de la primera fase, más las 15.000 de la ampliación de la primera y las más de las 10.000 de la segunda fase, "van a hacer que haya un antes y un después en la agricultura y la agroindustria de esta comunidad".

Por ello, ha apelado a la "responsabilidad" de las comunidades de regantes, dado que "el objetivo de llevar agua hasta el sur de Navarra depende de su decisión", y ha remarcado que "está en juego el futuro de muchos puestos de trabajo, tanto de agricultores como de gente que puede contratar la agroindustria". "Hay muchísimo futuro puesto en esta macroestructura", ha incidido.

Sobre la postura de UAGN respecto a la propuesta del Gobierno foral, Barián ha señalado que es "positiva", pero que está "condicionada a una serie de factores que hay que solventar", el primero "la financiación de la obra por parte de los usuarios". "El plazo de amortización de la obra es de 30 años para los regantes cuando la vida útil de esta obra es bastante mayor, lo cual aboca a que solamente sea una generación la que pague el coste de la obra, algo totalmente injusto", ha sostenido.

Además, ha afirmado que "este aspecto se ha visto agravado por el rotundo fracaso que han sido la gestión de las centrales hidroeléctricas que iban a generar ingresos también para el pago de esta obra". En su opinión, sería positivo que "la financiación se vaya a 50 años".

PIDE "CLARIDAD" SOBRE PLAZOS Y PRESUPUESTOS

Por otro lado, el presidente de UAGN ha subrayado que la valoración positiva del sindicato "también está condicionada al diseño de un cronograma y de un presupuesto" y ha pedido "claridad" al Gobierno de Navarra a "la hora de hablar de plazos y presupuestos".

En su opinión, "tiene que haber un compromiso de mantenimiento de cuotas de los regantes, lineal y sostenida en el tiempo, para que podamos tener claro qué es lo que vamos a pagar".

Además, "dado el carácter estratégico de la obra y que durante estos días las fuerzas del arco parlamentario se han manifestado de acuerdo" con el estudio, Bariáin ha instado a los partidos a llegar a un acuerdo para que "esta obra quede asegurada tanto en plazo como en presupuesto y no esté sujeta a vaivenes políticos de ningún tipo".

Igualmente, ha considerado que, teniendo en cuenta que la segunda fase del Canal de Navarra "tiene como objetivo, a parte del agrícola, el uso de boca y el uso industrial, no puede ser que el Departamento de Desarrollo Rural soporte en sus presupuestos el total de la obra", ya que "literalmente ahoga otras partidas que pueden beneficiar al resto de sectores".

PLAN DE MODERNIZACIÓN DEL RESTO DE REGADÍOS

Por otra parte, el presidente del sindicato ha resaltado que UAGN "siempre ha defendido la no existencia de dos navarras, la regada por el Canal y la que no se beneficia de esta obra", y ha opinado que es "fundamental" un plan de modernización del resto de regadíos, "el aprovechamiento de todas las concesiones que libere esta obra del Canal de Navarra".

"Nuestro gran objetivo a partir de ahora es luchar y pelear por que, a través del programa de Desarrollo Rural, se orienten medidas para beneficiar al resto de zonas de Navarra para que exista una cohesión territorial y para que exista una igualdad de oportunidades en todo el territorio", ha señalado.

En cuanto a la propuesta del Gobierno de que el suministro de agua a la Ribera sea mediante una tubería enterrada, y no a cielo abierto, Bariáin ha señalado que si esta medida "contribuye a que la obra sea más barata y el agua llega a nuestras parcelas, no tenemos ningún problema".

Consulta aquí más noticias de Navarra.