AVE a La Meca
Imagen del proyecto de tren AVE a La Meca. EUROPA PRESS

Las autoridades de Arabia Saudí han ratificado este lunes de manera definitiva la prórroga de 14 meses para que el consorcio español finalice la construcción del tren de alta velocidad entre las ciudades de La Meca y Medina, que entrará en servicio en marzo de 2018.

El acuerdo ha sido refrendado con motivo de la visita oficial de Felipe VI a Arabia Saudí, en la que se reunió con el rey Salman bin Abdelaziz.

El ministro español de Fomento, Íñigo de la Serna, confirmó la ratificación de la prórroga durante su intervención en el foro económico celebrado en Riad con el que se puso fin al viaje de don Felipe.

El acuerdo sobre los trabajos del 'AVE del desierto' incluye el pago de 150 millones de euros por sobrecostes a las empresas españolas.

En declaraciones a los periodistas al término del foro empresarial, De la Serna afirmó que la reunión de don Felipe con el rey saudí fue "capital" para refrendar la prórroga y trabajar con las nuevas condiciones.

El AVE a La Meca es el mayor contrato de infraestructura logrado por un consorcio español en el extranjero "Es una negociación que llevaba mucho tiempo abierta y que establece ya un marco de estabilidad y de garantía de que vamos a acabar las obras y mantener nuestros compromisos para seguir afrontando las dificultades que seguro podamos encontrar", manifestó el ministro.

El principio de acuerdo se entabló el pasado mes de noviembre, cuando De la Serna se reunió en Madrid con el presidente de la compañía estatal de ferrocarriles (SRO), Rumaih Mohamed al Rumaih.

En virtud de este convenio, en marzo de 2018 deberá comenzar la operación comercial de AVE y a finales de este año, se iniciarán viajes parciales entre Medina y La Meca, que progresivamente se irán extendiendo al resto de las fases.

De la Serna hizo hincapié en que la moratoria "garantiza y acelera el éxito de esta emblemática obra", el mayor contrato de infraestructura logrado por un consorcio español en el extranjero, con un montante de 6.736 millones de euros.

Según el ministro, las relaciones con Arabia Saudí son "excelentes y no dejan de crecer", por lo que expresó la "máxima disposición" para identificar nuevos proyectos y prolongar esta "histórica" colaboración.

Felipe VI regresa a Madrid

Felipe VI emprendió este lunes su viaje de vuelta a Madrid después de tres días de visita oficial a Arabia Saudí, cerrada con un foro en el que participaron más de medio centenar de empresarios de ambos países.

El avión que transporta a Don Felipe y al resto de la delegación oficial despegó del aeropuerto Rey Jaled de Riad sobre las 12.40 hora local. El ministro saudí de Cultura e Información, Adel al Tarifi, despidió al jefe del Estado y al resto de la delegación junto con el embajador de España en el país árabe, Joaquín Pérez Villanueva.

El titular español de Fomento, Íñigo de la Serna, acompaña al Rey en la vuelta a Madrid, puesto que el de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, con quien también voló a la ida, se marchó ayer, domingo, a Bruselas para participar en una reunión con sus colegas europeos.

El viaje vino precedido por las críticas de algunos partidos de la oposición al Gobierno españolEn su discurso en el seminario, Felipe de Borbón expresó su "sincero" agradecimiento por "la fraternal hospitalidad" brindada por el rey Salman bin Abdulaziz, con quien mantuvo una reunión este domingo, en la que éste le entregó la máxima condecoración del país árabe.

El viaje vino precedido por las críticas de algunos partidos de la oposición al Gobierno español por fomentar las relaciones con un país que, según organizaciones como Amnistía Internacional, vulnera los derechos humanos de forma sistemática.

El Ejecutivo español ha informado de que Dastis no puedo evocar la cuestión de los derechos humanos en la bilateral con su homólogo saudí, porque finalmente no se produjo la reunión debido a la participación del ministro árabe en la Conferencia de París sobre Oriente Próximo.

Sin embargo, las fuentes han indicado que Dastis sí que pudo, en conversaciones informales con autoridades saudíes con las que se ha reunido el Rey, interesarse por el avance que supone la participación de las mujeres en la vida política del país.