BMW
Logo de BMW en un coche. GTRES

Tras amenazar a Toyota y causar un torbellino en México por su cruzada contra los fabricantes de automóviles que se instalen en el país, Donald Trump ha vuelto a la cara y ha amenazado a la alemana BMW con un impuesto del 35%.

Lo ha dicho en una entrevista con el diario alemán Bild, avanzada este domingo. Nuevamente, el magnate ha amenazado con imponer elevados arancelesi el fabricante construye una fábrica en México y pretende exportar a su país.

"Le diría a BMW que se olvide si quieren construir una fábrica en México y quieren vender coches en los Estados Unidos sin una tasa del 35 %", responde al ser preguntado por los planes de la empresa alemana de abrir en 2019 una planta en el país vecino.

Trump recomienda a los alemanes que no "malgasten su tiempo y su dinero si quieren exportar a otro país", y les aconseja que construyan su fábrica en Estados Unidos.

El presidente electo reconoce que Alemania es un gran país fabricante y destaca todos los Mercedes Benz que se ven en la Quina Avenida de Nueva York, pero lo considera "injusto" para su país. "¿Cuántos Chevrolets ven ustedes en Alemania. No muchos, quizá ninguno", añade.

El pasado 5 de enero, a través de su cuenta de Twitter, Trump también amenazó a Toyota. "Toyota Motor dice que construirá una nueva planta en Baja, México, para producir automóviles Corolla para los EEUU ¡De ninguna manera! Construya la planta en EEUU o pague un gran arancel aduanero", escribió.