Cooperación España - Portugal contra ETA
El director general de la Policía y de la Guardia Civil española, Joan Mesquida (dcha), y el director la Policía Judicial lusa, Alípio Ribeiro. (EFE). EFE

Alipio Ribeiro, director nacional de la Policía Judicial portuguesa, tiene 57 años y se ha pasado "media vida supervisando investigaciones".

El momento clave del caso que suele definir las investigaciones criminales todavía no ha llegado 

Tras ingresar en el ministerio público en 1973, era fiscal jefe del distrito de Oporto cuando en abril de 2006 fue nombrado para su actual cargo.

Dada la repercusión global del caso Madeleine, Ribeiro dirige hoy a la policía más conocida, criticada y escrutada del momento.

En una entrevista con el diario El País, el director de la Policía Judicial afirmo que el momento clave del caso "ese click que suele definir las investigaciones criminales", todavía no ha llegado, aunque añade que los resultados del laboratorio de Birmingham pueden ser decisivos.

Ribeiro niega haber recibido presiones políticas, subraya que la colaboración con la policía británica ha sido "leal y permanente" y se muestra confiado en que la Policía Judicial será capaz de descubrir la verdad, aunque "no será fácil ni rápido".

Ribeiro admite que la tesis central sigue siento que Madeleine murió el 3 de mayo, pero no da ninguna hipótesis por descartada y s muestra comprensivo con el "drama" vivido en el Ocean Club aquella noche.

ETA se deja ver por Portugal

Ante la posible presencia, en los últimos meses, de la banda terrorista por tierras portuguesas, Alipio Ribeiro ha dado instrucciones para que se empiece a cumplir el acuerdo firmado por los ministros de Justicia e Interior para formar equipos mixtos de magistrados y policías.

No cree que ETA tenga una infraestructura en el país luxo

Asegura que de momento no cree que ETA tenga una infraestructura en el país luxo, pero que la policía portuguesa estará con los ojos bine abiertos. 

Un estreno sumido en la polémica 

La primera cinta de Ben Affleck como director, "Gone Baby Gone", llega a las salas estadounidenses, sumida en la polémica por las similitudes de su guión con el caso de Madeleine.

En una coincidencia involuntaria, la película recuerda el hecho de que en Estados Unidos desaparecen unos 2.000 menores cada día, según datos de Departamento de Justicia.

La cuarta parte de esas desapariciones resultaron ser raptos por parte de un familiar cercano, y aunque el 99 por ciento de los casos acaban siendo resueltos, unos 10.000 casos anuales no lo consiguen.

La gravedad de esta situación llevó a Affleck a decidir hacer una película sobre el tema, sin saber que poco antes de su estreno, el caso de la niña británica desaparecida en Portugal crearía una conmoción internacional.

De hecho, el estreno en el Reino Unido de la película, protagonizada por su hermano Casey Affleck, ha tenido que ser aplazado.