Coppola acalla rumores
El director de cine durante la presentación de "Youth without Youth" EFE / Claudio Onorati

El cineasta estadounidense Francis Ford Coppola ha presentado este sábado su nueva película 'Youth without youth' (Juventud sin juventud) en el festival de Roma, la primera que dirige en diez años.

Durante la presentación ha afirmado "admirar y respetar" a los actores Robert de Niro, Al Pacino y Jack Nicholson y negó haberles criticado, tal y como se ha publicado.

Yo no los hice, ellos me hicieron a mí"

Las críticas "aparecieron en la prensa hace dos días y me quedé muy sorprendido, porque no es verdad", dijo Coppola.

"Yo no tengo otra cosa que admiración y respeto. Ellos son tres de los mejores actores que hay hoy en el mundo en la actualidad y son mis amigos, por lo que no tengo más que aprecio hacia ellos", aseguró.

Respecto a De Niro y Pacino dijo: "yo no los hice, ellos me hicieron a mí", mientras que de Nicholson explicó que "es extremadamente inteligente".

Coppola indicó que piensa que fue el Daily News quien tergiversó "cosas que he dicho y que habría dicho ante ellos y las puso en un contexto con titulares como 'estos actores son vagos' o 'un desperdicio de talento'".

Cine personal

Sobre "Youth without youth", el cineasta, de 68 años, confesó que siempre quiso hacer un "cine personal" y el resultado ha sido esta película, un filme muy diferente a su trabajo anterior.

"Siempre quise ser un director personal. Cuando éramos jóvenes fuimos inspirados por el gran cine de Europa, de Italia, de Francia, que tenía tantos buenos directores, pero también japoneses", dijo para explicar este trabajo, más en la línea de un cine de autor, que de una gran producción de Hollywood.

Y añadió: "Cómo joven nunca pensé que iba a tener el éxito que tuve con 'El Padrino' y siempre tuve la nostalgia de escribir guiones sobre cosas interesantes y hacer películas de una forma muy personal".

Por eso, destacó que "fue después, de mayor", cuando pensó: "si tuve la luz de un director viejo cuando era joven, quizá puedo tener la luz de un director joven ahora que soy viejo".

La película, que el director se ha financiado, "lo que no significa que sea de bajo coste", es una reflexión sobre el hombre, el tiempo, el lenguaje y cómo ha sido visto todo ello por la metafísica y la filosofía oriental.

Basado en un libro del historiador rumano Mircea Eliade, el filme se sitúa en la Rumania de 1938, donde el anciano profesor Dominic Matei (Tim Roth) incapaz de finalizar un texto sobre el lenguaje, el tiempo y el conocimiento, decide suicidarse.

Pero es alcanzado por un relámpago, del que se salva retornando a ser joven de cuerpo y espíritu y listo para llevar adelante su proyecto. Sin embargo, los nazis se interesan en su caso y le siguen la pista.