Fernando Salinas
El alcalde de Ojós, tenenido el pasado jueves por un caso de corrupción infantil. EFE

El alcalde de Ojós (Murcia), Francisco Salinas, que fue detenido en la noche del pasado jueves acusado de un presunto delito de corrupción de menores, ha quedado en libertad con cargos y sin fianza por orden del titular del juzgado de guardia, el de Instrucción número 4 de Murcia.

Según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, el juzgado también ha impuesto al alcalde una medida de alejamiento e incomunicación "a una persona", de la que no quiso dar más datos por encontrarse el caso bajo secreto de sumario.

El alcalde declaró ante el juez de guardia una hora
Alrededor de
una hora estuvo el alcalde declarando ante el juez de guardia, después de que esta mañana, poco antes de las 10 horas, fuera trasladado al Palacio de Justicia de Murcia desde la Jefatura Superior de Policía.

Pornografía infantil

El caso pasa ahora al Juzgado de Instrucción número 7 de Murcia, quien se ha hecho cargo de las diligencias, y ante cuyo titular Salinas deberá comparecer obligatoriamente los días 1 y 15 de noviembre.

Salinas, alcalde por el Partido Independiente de Ojós desde hace cinco años, fue arrestado en la noche del jueves en Murcia capital después de que el responsable de la tienda de fotografía, donde el primer edil había llevado un carrete, denunciara a la policía que las imágenes que había revelado tenían un "evidente carácter pornográfico".

La operación fue llevada a cabo por agentes del Grupo de Delincuencia Tecnológica e Informática de la Jefatura Superior de Policía de Murcia, que interrogaron desde primeras horas de la mañana de ayer al arrestado para esclarecer los hechos de los que ha tenido conocimiento.