El secretario de Estado de Telecomunicaciones para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, considera que "no se podrá cerrar ninguna página web sin una autorización de un juez que incida sobre los derechos fundamentales de la libertad de expresión, información y cátedra", según publica elpais.com.

Otras autoridades podrán actuar sin necesidad de que intervenga un juez cuando "haya ataques contra la salud pública, contra el orden público o contra la infancia, como sucede en la vida no virtual", matizó Ros.

La intervención o cierre de páginas web es uno de los temas más controvertidos de la Ley de la Sociedad de Información, que actualmente está en tramitación parlamentaria, en su última fase de enmiendas, y que el Gobierno tiene previsto aprobar antes de que acabe el año.