Según ha informado el sindicato, al acuerdo se ha llegado tras "una negociación con altibajos, donde los empresarios han manifestado insistentemente su preocupación por la subida del carburante y la competencia desleal". De hecho, "la incertidumbre sobre cómo afectarán al sector esta cuestiones ha complicado la negociación, que no ha sido fácil y que, dentro de las dificultades, se ha resuelto con responsabilidad por ambas partes".

El acuerdo contiene mejoras tales como "un incremento salarial para los años 2017 y 2018 de un 1,1 y de un 1,5 por ciento, respectivamente; la regulación de la rotatividad en los turnos de trabajo, la equiparación de los derechos de licencia con sueldo para la pareja de hecho respecto a la pareja de derecho, y la mejora de los complementos de empresa en las situaciones de incapacidad transitoria en la segunda baja laboral anual.

Tanto UGT, como CCOO, que aspiraban a "mejoras más significativas en esta negociación", han coincidido en valorar "muy positivamente el acuerdo alcanzado, y el esfuerzo que las empresas realizan por mantener la paz social y la mejora, lenta, pero cierta, de las condiciones la laborales del sector".

El próximo día 17 se firmará definitivamente este convenio, "cerrándose así una negociación en la que los representantes de UGT han defendido hasta el último momento la plataforma que se elaboró, con las necesidades" que les habían trasladado los trabajadores del sector.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.