Bush
El presidente Bush anuncia las nuevas sanciones contra los dirigentes militares birmanos (REUTERS).
El presidente estadounidense, George W. Bush, anunció este viernes nuevas sanciones contra la Junta Militar de Birmania, e instó a los países vecinos, especialmente China y la India, a actuar contra ese régimen. El mandatario anunció estas medidas acompañado de su esposa Laura que, según reconoció, ha sido una de las más activas en concienciar a la opinión publica sobre la violación de los derechos humanos que se cometen en ese país, actualmente denominado Myammar.


Así, EE UU ampliará el numero de dirigentes birmanos a los que ha aplicado la congelación de activos y la prohibición de viajar al exterior, en tanto que intensificará los controles sobre las exportaciones birmanas, señaló.

Muchos monjes han sido golpeados y asesinados. Miles de manifestantes por la democracia fueron arrestados"

Ésta es la segunda ocasión en menos de un mes en que Bush anuncia medidas contra el Gobierno de ese país del sudeste asiático. La anterior fue el pasado 27 de septiembre, en un momento en que Birmania registraba el levantamiento popular contra la dictadura militar, que originó graves disturbios, cientos de encarcelamientos y decenas de muertos.

En la primera acción contra el régimen birmano, la Casa Blanca impuso sanciones económicas contra 14 miembros de la Junta, que consistían básicamente en la prohibición de realizar transacciones financieras con EE UU y la congelación de los activos financieros bajo jurisdicción de este país.

"Depravada persecución"

Este viernes, Bush ha anunciado que se amplían las sanciones a un mayor número de dirigentes birmanos como medida de presión ante la represión que han ejercido en las últimas semanas. "Muchos monjes han sido golpeados y asesinados. Miles de manifestantes por la democracia fueron arrestados", dijo el presidente de EE UU.

"El Gobierno de Birmania sigue desafiando la petición del mundo de que detenga su depravada persecución", declaró Bush, que pidió a los países del entorno que también ejerzan su presión en la medida en que les sea posible.