Rafael Mateos, portavoz del Ayuntamiento de Cáceres
Rafael Mateos, portavoz del Ayuntamiento de Cáceres EUROPA PRESS

El portavoz del equipo de Gobierno local, Rafael Mateos, ha informado este viernes en rueda de prensa que en el contrato, firmado el 25 de octubre de 2015 por un periodo de 10 años, se estipuló que se debían cambiar todas las luminarias del alumbrado público por otras de mayor eficiencia energética, algo que se ha realizado ya en el 80 por ciento de la red, pero los niveles de iluminación se han reducido, y han sido "muchas" las quejas de vecinos y colectivos que se han hecho llegar al ayuntamiento.

Esas quejas alertaban de que las calles habían perdido luminosidad con las nuevas bombillas y, en algunos casos, se habían percatado de zonas de penumbra con el consiguiente riesgo para peatones en pasos de cebra mal iluminados o cruces de calles.

Además, en el contrato también se recogía que todos los y contadores públicos debían cambiar de titularidad y pasar a ser de la empresa y, en la zona de Ronda Norte existen tres suministros que siguen estando a nombre del ayuntamiento, por lo que se le pasará el importe de la factura de la luz a SICE, que se descontará del importe anual del contrato, el cual se adjudicó por 1,2 millones de euros.

En la incoación del expediente se propone una multa del 4,3 por ciento de esa cantidad, pero ahora hay tres meses para resolverlo. Como en todos los expedientes sancionadores, se abren tres meses de plazo para que la empresa puedan presentar alegaciones antes de resolver el asunto.

"No es algo arbitrario, sino que el incumplimiento está totalmente constatado", incidió Mateos, quien ha explicado que se ha decidido iniciar este expediente de "penalidades" porque la función del ayuntamiento es "velar por el cumplimiento de los contratos públicos".

Cabe recordar que se trata de la segunda empresa concesionaria, junto a Canal de Isabel II, que se encuentra inmersa en un expediente sancionador por incumplimiento de la contrata. Un hecho que Mateos califica como "casos puntuales" pero lanza un mensaje a las empresas concesionarias de servicios públicos para que sepan que "cuando se firma un contrato es para cumplirlo".

En este sentido ha valorado que con estos procesos se "vigila" que se dé cumplimiento a las contratas y se constata que "los servicios de Inspección municipal funcionan", resaltó.

Respecto a Canal de Isabel II, con cuyos representantes tuvo lugar ayer jueves una reunión para "acercar posturas", Mateos ha señalado que el ayuntamiento exigirá a la empresa concesionaria del servicio del agua que "cumpla todo" lo requerido en el contrato. "El expediente sancionador no se para porque ahora digan que lo van a cumplir. En todo caso no habrá resolución de contrato pero va a haber sanción por lo que no han cumplido hasta ahora", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.