Pese a los rumores de crisis en el sector de la construcción, en Vizcaya no dejan de levantarse viviendas.

En concreto, según el Pulsímetro Inmobiliario, elaborado por el Instituto de Práctica Empresarial, se estima que el 2007 se cierre con un incremento del 17% en las viviendas terminadas y entregadas, situándose en torno a las 6.400.

El Pulsímetro indica, además, que Euskadi tiene las segundas hipotecas más altas del Estado,  220.000 euros de media, sólo por debajo de las de Madrid. Por otro lado, el Arateko, Iñigo Lamarca, ha pedido a las administraciones un parque de viviendas en alquiler que cubra las necesidades.