Cadena de montaje en una factoría de Renault
Cadena de montaje en una factoría de Renault EUROPA PRESS

La Fiscalía de París ha abierto una investigación a Renault por el posible uso de dispositivos de control de emisión de gases contaminantes en sus vehículos diésel. Francia ordenó el jueves la apertura de este proceso judicial por un supuesto "fraude" de la compañía automovilística.

La bolsas han reaccionado con pérdidas para Renault de casi un 4%, lo que supone el nivel más bajo en los últimos meses.

La noticia se conoce un día después de que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos acusase al fabricante Fiat Chrysler de trucar unos 104.000 vehículos para engañar en pruebas de emisiones de motores diésel.

Después de Volkswagen, Renault es el segundo fabricante de coches por ventas en Francia.

(Seguirá ampliación...)