El fuerte olor que desde hace días se percibe a la Zona Franca de Barcelona podría deberse a una reacción fortuita de aguas industriales, que en ningún caso llegan a la red pública, según que ha informado el departamento de Medi Ambient de la Generalitat.

El olor está localizado en una zona concreta del polígono industrial

El foco del olor está localizado en una zona de este polígono industrial, dónde técnicos del Servicio de Vigilancia y Control del Aire de la Generalitat, en colaboración con una empresa especializada en detección de olores, están efectuando inspecciones por determinar el origen del olor.

Los resultados de los análisis indican que no se trata de una emisión intencionada

Por el momento, los resultados preliminares de los análisis efectuados indican que "no se trata de una emisión intencionada", sino de un "hecho fortuito", lo cual hace que sea más compleja la identificación del foco.

En cualquier caso, todo apunta que el olor está causado por una reacción de aguas industriales, por lo cual la Generalitat ya se ha puesto en contacto con algunas empresas de la zona, que se han comprometido a revisar de manera inmediata sus instalaciones.

La comisión de seguimiento de este problema, formada por la consejería de Medi Ambient, el consorcio de la Zona Franca, la Autoridad Portuaria, la Entidad Metropolitana y los ayuntamientos del Pratde Llobregat, l'Hospitalet de Llobregat y Barcelona, continuará trabajando "hasta resolver definitivamente la situación".