Buscando agentes en los videojuegos de espías.
Fondo de pantalla del juego Splinter Cell. UBISOFT
El fichaje de espías nunca ha sido un proceso muy transparente, pero los nuevos tiempos digitales están cambiando las cosas. La división tecnológica de los servicios secretos británicos, por ejemplo, han decidido poner sus ofertas de empleo allí donde pueden encontrarse los potenciales candidatos: los juegos de espías.

Los espías se lanzan lanzándose a explorar nuevas vías para dar con los expertos que necesitan
Títulos como Tom Clancy's Splinter Cell mostrarán anuncios del Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (Government Communications Headquarters o GCHQ), una unidad dedicada a la recopilación de datos por vía electrónica.

Un portavoz del GCHQ ha señalado que fundamentalmente buscarán por esta vía a expertos en tecnología capaces de pensar con rapidez, según informa The Guardian en su página web. "Cada vez tenemos que recurrir menos a los medios convencionales para atraer a la gente", asegura.

"Vigilaremos los resultados de esta campaña, estamos listos para cambiar nuestros métodos de reclutamiento. Sabemos que no podemos quedrnos parados", dice este portavoz.

La apuesta por los videojuegos es la última señal de que los servicios secretos están intentando renovar la forma en que atraen a nuevos agentes, lanzándose a explorar nuevas vías para dar con los expertos que piden los nuevos tiempos.