Un funeral marcado por el dolor y el recuerdo, en el que han estado presentes las cenizas del matrimonio y de los dos hijos, menores de edad, a los que supuestamente quitó la vida de forma violenta Patrick Nogueira, actualmente en prisión provisional en Estremera (Madrid), tras entregarse a las autoridades españolas y declararse autor confeso de los hechos.

La familia de Campos, doloridos por estas "trágicas muertes", quieren ahora seguir adelante y piden a "la justicia que actúe" y que no dejen en libertad a Patrick, sin que "permanezca en la cárcel toda la vida", han señalado a Europa Press.

Para estos familiares Patrick Nogueria, aunque sea su sobrino, "es una persona mala que debe permanecer en la cárcel por lo que ha hecho".

Las cenizas de la familia quedarán ahora en el cementerio Parque Das Acácias, en Sao Paulo (Brasil).