La policía local de Sestao ha desalojado a las personas que acampaban ilegalmente en la zaguera de Rivas 12, en la antigua vía del tren de AHV. El lugar lo ocupaba una chabola de madera y hasta cinco furgonetas, en las que estaban viviendo cinco adultos y seis menores.

El pasado día 11 de octubre un vecino alertó a la policía de la presencia de estas personas. Esto hizo que comenzara un seguimiento por parte de los agentes para comprobar que efectivamente se trataba de una acampada ilegal. El día 15, por orden del jefe de policía, se les comunicó a los cinco adultos la existencia de un bando municipal del 3 de julio que prohíbe expresamente las acampadas ilegales, el mismo que sirvió entonces para desalojar a quienes vivían en furgonetas en la zona de Ibarzaharra.

Se les dio 24 horas para desalojar aunque finalmente se amplió el plazo. Ayer, día 18, los agentes y miembros de la brigada de obras acudieron para desmantelar el asentamiento. No fue necesario, ya que fueron los propios usuarios los que desmontaron la chabola y abandonaron el lugar.

Ahora la policía realiza un seguimiento diario para evitar que estas u otras personas vuelvan a acampar en Sestao.

La acampada ilegal estaba formada por personas que fueron desalojadas de sus viviendas en el incendio de la Casa Grande de Simondrogas, el pasado agosto. Desde entonces están alojados en un hostal de Trapagarán por cuenta de la Sociedad Sestao Berri 2010, que costeará sus estancia en el hostal hasta que se disponga de un piso donde realojarlos definitivamente.