La Policía Nacional investiga si el suicidio de la menor está relacionado con un presunto caso de acoso escolar que se habría producido a manos de sus compañeros desde la etapa del colegio y que se prolongó en el instituto, con insultos a su aspecto físico.

Este protocolo, según fuentes de la Consejería consultadas por Europa Press, tiene por objeto prestar ayuda a los centros educativos para que den una respuesta adecuada a los alumnos que sufren de forma significativa la pérdida de personas queridas.

De manera que los orientadores y psicólogos se han desplazado al centro para comunicar la triste noticia a los alumnos.

Se activa ante la pérdida cercana de un alumno, de un profesor o de un familiar directo y se trata de una intervención psico-educativa que permita canalizar y abordar las emociones y sentimientos que afloran en los alumnos y permitir un "duelo normal".

El protocolo contiene actuaciones para llevar a cabo con el grupo o grupos afectados, con el profesorado y con las familias; además de pautas de actuación por etapas o fase de seguimiento y criterios para valorar el riesgo de duelo complicado.

Consulta aquí más noticias de Murcia.