Artificios pirotécnicos
Artificios pirotécnicos GUARDIA CIVIL

Según han informado fuentes de la Benemérita en un comunicado recogido por Europa Press, la Intervención de Armas y Explosivos de la Comandancia de Burgos ha dado por concluida la campaña de inspecciones que durante estas últimas navidades ha llevado a cabo en establecimientos y bazares dedicados, entre otras actividades, a la venta de artificios pirotécnicos.

Durante estas semanas, la Guardia Civil ha revisado 24 establecimientos en los que se han detectado seis infracciones graves y cuatro leves y, en total, se han intervenido 433 productos pirotécnicos como medida cautelar en los casos de infracciones graves, los cuales han quedado depositados a disposición de la Autoridad Administrativa correspondiente hasta la finalización del procedimiento sancionador.

Los seis expedientes sancionadores por infracciones graves se deben a la carencia del marcado europeo CE, la venta sin autorización o por exceso de almacenamiento; mientras que las leves han sido por no comunicar la venta de productos pirotécnicos de la categoría F1.

La Intervención de Armas y Explosivos de la Comandancia, con la finalidad de que se cumpla la normativa, realiza dos campañas, a parte de otras inspecciones extraordinarias, a los establecimientos autorizados para la venta de productos pirotécnicos en la provincia y aquellos en los que se sospeche que puedan dedicarse a ello, con el fin de localizar, inmovilizar y retirar del mercado, en su caso, los productos que puedan suponer un riesgo para la salud o la seguridad.

La Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana, en concordancia con el Real Decreto 989/2015 Reglamento de Artículos Pirotécnicos y Cartuchería, establece las disposiciones generales para su venta, así como para el control de los productos en el mercado y su uso.

A este respecto, la venta y puesta a disposición del público de artículos pirotécnicos debe realizarse únicamente por personas físicas o jurídicas que cuenten con autorización de la Delegación del Gobierno o, en su caso, con notificación previa a la Intervención de Armas y Explosivos.

La normativa citada prohíbe la venta ambulante de artículos pirotécnicos, así como la venta o puesta a disposición de los consumidores por debajo de unas edades mínimas.

También desautoriza el envío de los productos que hayan sido vendidos al público por correspondencia, teléfono o medios informáticos, imponiendo la obligación de la presencia del comprador en el local autorizado para la venta.

Consulta aquí más noticias de Burgos.