La carretera del aeropuerto de San Javier, la F-34, permanece, desde las 8.07 horas, cortada al tráfico en ambos sentidos debido a la existencia de una gran balsa de agua en la calzada, producida por las fuertes lluvias que azotan la Región de Murcia, según informaron fuentes de la Benemérita.

En concreto, el corte de esta carretera, que une San Javier y Los Alcázares por toda la costa, afecta del kilómetro 0,5 al 2,9, en ambos sentidos.

Así, la Guardia Civil de Tráfico informó que la calzada se encuentra inundada en varios puntos debido a una balsa de agua, como consecuencia de que se encuentra cercana una rambla.