Muro México-EE UU
Fragmento de un muro de acero construido en la localidad de Sunland Park, Nuevo México (EE UU), en la frontera con México. EFE

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, insistió este miércoles en que pedirá la construcción de un muro en la frontera con México y dijo que ese país terminará pagándolo, "con impuestos o pagos" directos.

"No quiero esperar año y medio para hacer un acuerdo con México", afirmó Trump sobre su intención de urgencia de la construcción de un muro entre México y Estados Unidos, uno de sus principales lemas de campaña. "México pagará por el muro", insistió.

Aun así, Trump dijo tener "respeto" por el pueblo de México y su Gobierno, y aseguró que las autoridades mexicanas "no tienen la culpa de lo que está ocurriendo" con la migración ilegal, agregó el presidente electo de Estados Unidos en una rueda de prensa en Nueva York.

Trump no detalló de qué forma México va a "reembolsar" a Estados Unidos por los gastos que ocasione la construcción de ese muro. "Va a pasar, ya sea por impuestos o con pagos", recalcó.

El presidente electo señaló que México "se ha aprovechado" de Estados Unidos en los últimos años, en alusión a acuerdos comerciales que, según él, han terminado perjudicando a Estados Unidos. "No deberíamos haber permitido que pasara", insistió.

En respuesta, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha insistido nuevamente en que su país no pagará el muro y ha rechazado los intentos de "influir en las decisiones de inversión de las empresas con base en el miedo o amenazas", tras las reiteradas presiones del presidente electo a las compañías estadounidenses con intereses en México.