Okupas en el colegio
Colegio Pío Baroja de Moratalaz, donde se han instalado los okupas.

Desde hace dos meses los alumnos del colegio público de Educación Primaria Pío Baroja, en Moratalaz, se han encontrado con unos vecinos inesperados que no suelen pasar desapercibidos. Según denuncia un padre en una carta enviada a 20 minutos, la casa contigua al cole, que originalmente pertenecía al conserje, ya jubilado, ha sido ocupada por unas cinco personas.

Desnudos y jeringuillas

La vivienda está deshabitada y en muy malas condiciones. Los padres se quejan de que la dirección del colegio no les había avisado de la presencia de los supuestos okupas. Según explica un padre, los nuevos vecinos del cole entran y salen de la casa con frecuencia y entre los chicos ya empiezan a circular toda clase de historias. "Algunos lo ven y se asustan; otros cuentan que se pasean por la zona semidesnudos y otros dicen que han visto jeringuillas cerca".

20 minutos intentó, sin éxito, recabar la versión del colegio. Desde la Junta Municipal de Moratalaz explicaron ayer que una comisión de servicios técnicos y la Policía Municipal acudirán hoy a la casa para tratar de desalojar a sus ocupantes. Si se niegan, la Junta solicitará un mandato judicial.