Alburquerque, un pueblo con historia
Una impresionante vista general de la entrada principal a Alburquerque. Carri Antonio

Al suroeste de la provincia de Badajoz, en plena dehesa extremeña, se encuentra el pueblo de Alburquerque, con alrededor de 6.000 habitantes. Esta villa limítrofe con Portugal y Cáceres, se encuentra a tan sólo 47 km de la capital pacense.

En este pueblo con una gran historia, tradición gastronómica y paisajes incomparables, se encuentra el Castillo de Luna, uno de los castillos mejor conservados del mundo, perteneciente a la época medieval. Se sitúa en la parte alta de la Sierra de San Pedro y dispone de visitas guiadas casi todos los días de la semana.

En el interior de la fortaleza, en la falda del castillo, se encuentra una de las iglesias más antiguas de Extremadura, la iglesia de Santa María del Mercado. Este monumento religioso data del último cuarto del siglo XIII, una de las mejores muestras del estilo de transición entre el románico tardío y el gótico.

En los alrededores de Alburquerque se pueden visitar innumerables lugares de una belleza sin igual, donde la naturaleza en su estado puro ofrece al visitante tranquilidad y paz, y brindan la oportunidad de recorrerlos en quad o a caballo.

La villa de Alburquerque cuenta uno de los castillos mejor conservados del mundo en plena naturaleza


A tan sólo 7 km en dirección a La Codosera, se sitúa la ermita de La Virgen de Carrión, patrona de Alburquerque, que data del siglo XIV. Sin embargo, si nos dirigimos en dirección a San Vicente de Alcántara encontraremos a tan solo un kilómetro 'El risco y la Cruz de San Blas'. Un ensamble de rocas presidido por una cruz, que alberga por su parte posterior pinturas rupestres, que se dejan ver al mojarla.


Saliendo de este pueblo pacense por la plaza de la Toros se puede divisar la ermita visigoda de Los Santiagos del siglo VI y el Castillo de Azagala del siglo XII. Esta carretera nos llevará hasta el pantano 'Peña del Águila', con aguas limpias y calmadas para poder practicar deportes náuticos y pescar.


A parte de su historia, Alburquerque tiene un gran atractivo por su gastronomía: sus jamones, la prueba de cerdo, pestorejo, lomo al ajillo, chuletillas de cordero, criadillas de la tierra, perrunillas y magdalenas. Estos son algunos de los manjares que se pueden degustar en esta tierra.


Alojamiento y comida:


La Ermita: Restaurante
Plaza de España.-12-- 924400582

Tegamar: Restaurante
Av Aurelio Cabrera, 9-- 924 40 01 69

Balanus: Pensión y restaurante.
Plaza de España 924400463.


Machaco: Hotel y restaurante
Calle Pozo concejo, 29 924400181

Las Alcabalas: Hotel y restaurante.
Carretera Valencia De Alcantara-badajoz S/N, Alburquerque - 924 401 102


Machaco: Hotel y restaurante.
C/ Pozo Concejo 29, Alburquerque - 924 400 181


Los Cantos: Alojamiento rural y restaurante
Carretera del pantano. Cortijo Los Cantos.-924.-14-12-68

Castillo de Luna: Alojamiento (hab y bungalos) y restaurante
Carretera Badajoz KM.34,5, Alburquerque - 924 401 546

Punto de información:
Oficina de turismo:
924-40-12-02