El juez del caso de Parque Animal pide endurecer las penas por maltrato animal

La condenada a tres años y nueve meses de cárcel a la salida de los juzgados.
La condenada a tres años y nueve meses de cárcel a la salida de los juzgados.
EUROPA PRESS

La causa judicial de la protectora animal de Torremolinos (Málaga), cuya presidenta ha sido condenada a tres años y nueve meses de prisión y multa de 19.800 euros por delito continuado de maltrato a animales domésticos y otro de falsedad documental, ha hecho que juez, fiscal y acusación particular planteen endurecer penas en casos así.

En la sentencia del Juzgado de lo Penal número 14 de Málaga sobre esta causa el juez Miguel Ángel Gómez comparte la alegación del ministerio público de que "sería deseable" tramitar un proyecto de ley para modificar el artículo 337 del Código Penal e "incorporar un subtipo agravado del delito de maltrato animal".

Precisa que se debía incluir "una elevación de la pena en uno o dos grados cuando los hechos revistieren extrema gravedad o tuvieren lugar en centros o establecimientos dedicados a la protección y defensa de los animales". Añade que ello "permitiría dar una respuesta punitiva más proporcionada a casos similares al ahora enjuiciado respecto de los que la pena máxima permitida de conformidad con el actual artículo 337.3 tiene un límite de dieciocho meses de prisión".

El magistrado se expresa así tras aludir a "la loable evolución legislativa producida en las dos últimas décadas para garantizar la protección de los animales".

Por su parte, el abogado experto en Derecho Animal José Luis Mota, que representa a una de las acusaciones particulares de este caso ejercida por exsocios de la protectora, ha asegurado que, aunque se ha producido "una evolución positiva sobre la reprochabilidad social a este tipo conductas, no se ha plasmado suficientemente en el Código Penal" y que este caso "igual hace que los poderes públicos tomen conciencia" sobre el maltrato animal.

Mota ha explicado que un subtipo agravado del delito de maltrato animal significaría que si se eleva la pena máxima un grado pasaría de año y medio de cárcel a dos años y tres meses.

Recurrirá la sentencia

La presidenta de Parque Animal, Carmen Marín, ha anunciado este miércoles que recurrirá la sentencia ante la Audiencia Provincial de Málaga "y si es necesario" llegará hasta el Tribunal Supremo.

En un comunicado, ha defendido su inocencia "en todos los delitos" por los que se le condena.  Así, ha incidido en que la sentencia "es injusta" y ha apuntado que su condena por falsificación documental "lo ha sido por un hecho que había sido sobreseído por el juez de instrucción número 5 de Torremolinos".

Además, ha añadido que "llama poderosamente la atención que la condena por falsedad documental sea mayor que por el delito de maltrato animal". En la sentencia, el juez impone a los acusados el máximo legal permitido por el delito de maltrato animal.

La sentencia considera probado que la acusada era quien "impartía las instrucciones y ejecutaba materialmente los hechos" con la colaboración de un trabajador, que también ha sido condenado por maltrato e intrusismo profesional a un año de cárcel y multa; realizando los sacrificios desde principios de 2008 y al menos hasta octubre de 2010.

La sentencia señala que el sacrificio indiscriminado de animales en Parque Animal fue masivo y el fiscal durante el juicio aseguró que pudieron ser casi 2.200 animales, en su mayoría gatos y perros. Ha quedado probado que desde el 2008, y al menos hasta el 2010, los acusados sacrificaron animales domésticos "sin control alguno veterinario, sabedores del sufrimiento que infligían".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento