Putin y Trump
Vladimir Putin y Donald Trump. GTRES

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha asegurado este miércoles que es "un bulo" que Rusia tenga información comprometedora sobre el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, o su rival en las elecciones presidenciales, Hillary Clinton.

"Sin duda es todo un bulo; inventos y disparate absoluto", defendió Peskov tras ser preguntado sobre las últimas informaciones publicadas por la prensa estadounidense, las cuales apuntan a que agentes rusos tendrían información comprometedora sobre Trump. "Es una absoluta falsedad fabricada para dañar las relaciones bilaterales".

"Hay quien instiga esta histeria, que se sale de la piel para sostener esa caza de brujas. Por cierto, el propio presidente electo Trump definió esa mentira como la continuación de la caza de brujas", subrayó el portavoz del presidente ruso, Vladímir Putin, a quien los servicios de inteligencia de Estados Unidos acusan de interferir en las elecciones celebradas en ese país.

El Kremlin no se dedica a reunir información comprometedora"El Kremlin no se dedica a reunir información comprometedora", insistió Peskov al asegurar que Moscú tampoco dispone de datos que puedan hacer daño a Hillary Clinton, que fue candidata a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Demócrata.

La CNN, The Washington Post y The New York Times, entre otros medios estadounidenses, informaron el martes sobre la existencia de un documento con información clasificada que la semana pasada se entregó tanto al presidente saliente, Barack Obama, como a Donald Trump. Esta fuente asegura que los servicios de Inteligencia rusos tienen material e información que compromete al magnate neoyorquino a nivel personal y económico.

Un alto cargo con acceso al documento ha señalado que las acusaciones se han presentado para subrayar que Rusia posee información comprometedora de ambos candidatos, pero que sólo se publicó material que pudiese dañar a la candidata demócrata.

Por otra parte, Peskov ha dicho que las sanciones contra Rusia propuestas por el Senado de Estados Unidos podrían dañar tanto las relaciones con Rusia como la economía global. "Este tipo de restricciones causarían daños adicionales, no solo a las relaciones bilaterales sino también a la economía global y al mercado energético" internacional.