Un seísmo de 2,4 de magnitud en la escala de Richter se registró ayer a las 8.24 horas en mitad del mar de Alborán, según el Instituto Geográfico Nacional (IGN). El máximo percibido en la historia de la humanidad ronda la magnitud nueve. El temblor se dejó sentir en la costa oriental de Málaga y la occidental de Granada, aunque la ubicación del epicentro quedó más próxima a África que a Andalucía. Al cabo del año ocurren unos 760 movimientos de este tipo en la península Ibérica.