Casi 45.000 vecinos de Delicias viven en calles deterioradas y sucias
Cajas y muebles desmontados pueblan las calles Bolivia y Quinto de Ebro, donde el tendido eléctrico es obsoleto. 
Cerca de 45.000 vecinos de Delicias viven a diario entre contenedores atestados de basura y muebles desperdigados en aceras de apenas 90 centímetros. Lo sufren sobre todo los que habitan en la parte antigua del barrio, en la calle Delicias y adyacentes, donde, además de los olores y los bultos de los desechos ciudadanos, también encuentran grandes dificultades para aparcar y caminar por las vías.

Así lo aseguró el presidente de la asociación de vecinos, José Luis Zúñiga, y pudo comprobar 20 minutos.

Casi una veintena de calles  necesita una reforma integral del alumbrado y de sus aceras, llenas de baches y socavones. Además, la mayoría de las casas, construidas entre los años cuarenta y sesenta, carecen de parkings propios, por lo que aparcar en la calles se convierte cada día en una odisea.

«Como no hay sitio para dejar los vehículos en la calle, la gente aparca en los pasos de cebra y luego los peatones no podemos pasar», explica Teresa, una vecina de la zona que cada mañana tiene que sortear obstáculos para atravesar las calles Rafael de Bardají y Domingo Ram con su carrito de bebé.

La proliferación de los alquileres ha convertido este sector en una zona de paso en la que es habitual la presencia de muebles y colchones, en calles como Daroca, Tarazona, Borja o Caspe.

«La gente se olvida de llamar al 010 para que se lleven sus muebles viejos y permanecen en la calle durante semanas entorpeciendo el tránsito», comenta Zúñiga.

Además, los vecinos se quejan de que la recogida de basura es ruidosa y de que la rapidez del servicio dificulta su calidad. Por eso, proponen al Ayuntamiento que se recurra al enterramiento de los contenedores, un sistema más cómodo e higiénico.

Sin embargo, son conscientes de que parte de la responsabilidad recae sobre los propios ciudadanos, que no cumplen los horarios para sacar la basura.

El distrito de mayor población

El distrito de Las Delicias es el más poblado de la ciudad y el que posee una mayor densidad de población: 34.500 habitantes por km2, de los que un 14% ya son inmigrantes. Su origen data de principios de siglo, aunque no fue reconocido como barrio hasta los años treinta. Durante los años cincuenta y sesenta, con la llegada de emigrantes procedentes de otras provincias, especialmente de Soria y de otras partes de Aragón, el barrio fue urbanizándose de modo caótico, con calles estrechas y escasos servicios, aumentando la población de modo casi exponencial.