La mayoría de barones del PSOE pide Congreso en abril y la gestora propondrá junio

  • La dirección socialista propondrá al Comité Federal del sábado celebrar el cónclave justo antes del verano, pero no lo convocará oficialmente.
  • Las primarias para elegir nuevo/a secretario/a general, aunque no se anunciarán, tendrán lugar previsiblemente dos o tres semanas antes del Congreso.
  • La gestora insiste en que pese a las opiniones de los secretarios generales hay consenso en acatar la fecha que fije el Comité Federal.
Javier Fernández, presidente de la gestora del PSOE.
Javier Fernández, presidente de la gestora del PSOE.
EUROPA PRESS

Fecha de celebración sí, pero convocatoria oficial no. Eso es lo que puede esperarse del Comité Federal del PSOE del próximo sábado, en el que se debatirá y aprobará la propuesta de calendario de la gestora para el 39º Congreso federal del partido, en el que se elegirá, previas primarias entre la militancia, una nueva dirección socialista.

En la gestora aseguran que la fecha elegida será "antes del verano", y fuentes cercanas a este órgano consultadas por 20minutos afirman que será, previsiblemente, a mediados de junio. Y ello pese a que, de los 19 secretarios generales autonómicos del PSOE, al menos 10 han trasladado al presidente de la dirección interina, Javier Fernández, su preferencia porque el cónclave, que lleva casi un año de retraso, se celebre en abril.

En las consultas telefónicas realizadas estos días por Fernández así lo han hecho la secretaria general de Navarra, María Chivite; de Castilla y León, Luis Tudanca; de Baleares, Francina Armengol; de Murcia, Rafael González Tovar; de La Rioja, César Luena; del País Vasco, Idoia Mendia; de Madrid, Sara Hernández; de Ceuta, Manuel Hernández; y la presidenta de la gestora de Melilla, Gloria Rojas. Pilar Cancela, presidenta de la gestora de Galicia, no ha sido consultada, pero también apuesta por abril. El líder del PSC, Miquel Iceta, tampoco ha sido preguntado, ya que el vínculo entre ambos partidos se encuentra en revisión, pero ha manifestado en varias ocasiones su deseo de no dilatar el congreso.

Los barones de más peso orgánico, en cambio, como la presidenta andaluza, Susana Díaz, junto con el extremeño Guillermo Fernández Vara, el castellanomanchego Emiliano García-Page, el valenciano Ximo Puig y el aragonés Javier Lambán apoyan, sin embargo, la propuesta del presidente de la gestora y de los socialistas asturianos, Javier Fernández, de esperar hasta antes del verano.

En la gestora restan importancia a este hecho e insisten en que "hay consenso" para "acatar lo que diga el Comité Federal". Esperan, por tanto, que éste sirva para pasar página y zanjar el debate sobre el calendario. Varios dirigentes cercanos a la dirección interina justifican la fecha de "antes del verano" a pesar de las peticiones para celebrarlo en primavera alegando que "no se puede hacer una traslación directa" de lo que digan los secretarios generales porque, a su juicio, es una decisión que "les trasciende". Entre otras cosas, aseguran, porque "la unidad interna de unos territorios es distinta a la de otros".

Algo, en cualquier caso, que también afecta a varios de los barones que apoyan la propuesta de la gestora, en cuyos territorios, como en la Comunidad Valenciana de Ximo Puig, hay una gran balsa de críticos. En Andalucía, presidida por Susana Díaz, el propio PSOE-A baraja un porcentaje de críticos de en torno al 25-30%. A este respecto, el portavoz de la gestora, el andaluz Mario Jiménez, afirmó este martes que esperaba que la "decisión adoptada democráticamente por el máximo órgano del partido sea acatada por toda la organización", en referencia al Comité Federal del sábado.

¿Primarias en primavera?

En este cónclave, no obstante, en el que la gestora da por seguro que será aprobada su propuesta por consenso, aunque se conozca la fecha del Congreso éste no será convocado oficialmente. Eso se hará en un Comité Federal extraordinario posterior que tendrá lugar, previsiblemente, en marzo o abril, ya que según los estatutos, el Congreso debe ser convocado con un mínimo de 60 días antes de su celebración.  Las primarias tendrían lugar, aunque no se anunciará fecha este sábado, unas dos o tres semanas antes.

Nada impide, pues, convocar ahora el cónclave para junio. El entorno de la gestora asegura que no lo hace porque hace falta un debate político previo, "de ideas", sobre la deriva y el futuro del partido.  En el sector crítico, en cambio, creen que no lo hacen porque el mismo día que se hace la convocatoria oficial se cierra el censo de militantes. Es decir, ese listado de afiliados será el que elija al próximo/a secretario/a general a través de voto individual y secreto en primarias.

Los últimos datos oficiales, de febrero pasado, reflejan 189.000 militantes. Todos creen que, tras los sucesos que acabaron con Pedro Sánchez fuera de la Secretaría  General el pasado 1 de octubre y la posterior abstención al Gobierno del PP, se van a producir muchas bajas en el partido, la mayoría de forma pasiva por dejar de pagar las cuotas. A mitad de este mes de enero toca girarlas, y  los afiliados tienen hasta ocho semanas para pagarla. Es decir, antes de abril, por lo que los críticos temen que se depure al máximo el censo para "purgar" a los partidarios de Sánchez, algo que la gestora niega.

Está por resolver, además, si podrán votar o no los 18.000 militantes del PSC, en vilo tras la ruptura de la disciplina de voto de sus diputados y votar en contra de investir presidente del Gobierno a Mariano Rajoy.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento