A Córdoba y a Tenerife. Los restos mortales de los dos militares muertos en accidente de tráfico en Kosovo, Antonio Jesús Bonilla Ríos y Francisco Javier Roldán Naranjo, fueron repatriados  ayer de madrugada. En el avión también viajaban los dos soldados heridos, Juan Sánchez Bernal y Héctor David Trujillo, que fueron ingresados en el hospital.

El cadáver de Bonilla fue trasladado a Córdoba, donde hoy se celebrará su funeral. El avión continuó su viaje hasta Tenerife donde se quedaron los restos mortales de  Roldán, cuyo sepelio también tendrá lugar hoy. 

Los militares fallecieron en Kosovo al estrellarse su vehículo contra una gasolinera cuando intentaban evitar un choque con un coche que había invadido su carril.