Renunció a la fe católica y pidió al Arzobispado que lo borrara de sus registros, éste recurrió a la Audiencia Nacional para impedirlo.

¿Qué significaría para usted que lo borraran del registro de bautismo?

Mucho. Yo soy sincero conmigo mismo y no quiero pertenecer a la Iglesia, ya que no me siento católico.

¿Cuando empezó su litigio?

En 2005 tuve la primera negativa del Arzobispado. Después, la Agencia Española de Protección de Datos me dio  la razón. Debía figurar como apóstata en los registros. El Arzobispado no quiso hacer la anotación y recurrió a la Audiencia Nacional.

¿Se ha gastado mucho dinero?

Bastante, tuve que contratar a un procurador en Madrid y a una abogada.

¿Tiene seguidores?

Hay mucha gente que sigue  nuestros pasos. Borrarse de la fe católica tiene que ser una opción libre.

BIO

Nació en Valencia hace 28 años. Actualmente realiza una tesis doctoral en Biología