20 detenidos en siete provincias. La Guardia Civil anunció ayer la detención de una banda de ladrones muy peculiar: en los dos últimos años se dedicó a robar 2.000 placas solares por toda España. En la operación han sido detenidas 20 personas, todas marroquíes. El valor de las placas sustraídas asciende a un 1,5 millones de euros. La banda actuó en siete provincias: Palencia, Madrid, Toledo, Cuenca, Murcia, Valencia y Almería. Una vez robadas, las llevaban a Marruecos, donde las vendían.

Su modus operandi siempre era el mismo. Los ladrones actuaban de noche. Mientras unos desmontaban las placas y las cargaban en furgonetas, otros vigilaban los accesos a las plantas solares.

El transporte del material sustraído se hacía por carretera. Las placas iban ocultas en las furgonetas bajo chatarra y colchones. La misma noche del robo, los vehículos se dirigían a puertos de la costa mediterránea, donde embarcaban con destino a Marruecos. La investigación aún sigue abierta y puede haber más detenidos.