La actriz Deborah Kerr muere a los 86 años
Protagonizó un tórrido beso con Burt Lancaster en De aquí a la eternidad.

Hizo más de 50 películas. Deborah Kerr, famosa intérprete británica que triunfó en Hollywood con películas como De aquí a la eternidad, Quo Vadis , El prisionero de Zenda o El rey y yo, falleció ayer a los 86 años.

La actriz padecía desde hacía un tiempo párkinson y según informó su agente, Anne Hutton, falleció el pasado martes, día 16, en Suffolk, al este de Inglaterra.

«Su familia estuvo con ella en todo momento. Acababa de celebrar su 86 cumpleaños y simplemente pasó a mejor vida», explicó ayer la agente. Durante más de cuatro décadas, Deborah Kerr intervino en más de 50 películas y tuvo actuaciones inolvidables. A principios de los noventa obtuvo un Oscar honorario en agradecimiento a una carrera llena de grandes interpretaciones. Kerr estuvo casada por primera vez entre 1945 y 1959, y tuvo dos hijas. Volvió a contraer matrimonio en 1962 y vivió durante su última etapa en Suiza, aunque también pasó largas temporadas en Marbella (Málaga).