El Síndic de Greuges , Rafael Ribó, ha abierto una investigación tras detectarse indicios de que, en diversos polígonos industriales y centros comerciales de la ciudad de Barcelona y el área metropolitana, se está contratando a diario a inmigrantes sin los papeles en regla para que realicen trabajos de paleta, electricista y carpintería.

Se ha sancionado a 552 empresa por este tipo de prácticas fraudulentas
La captación de estos trabajadores se hace alrededor de grandes almacenes de la construcción, donde se concentran los inmigrantes a la espera de que les ofrezcan trabajos fraudulentos y con sueldos por debajo del mercado.

El Síndic emprenderá conversaciones con la Administración y los agentes sociales para atajar esta práctica.

La Delegación del Gobierno en Catalunya informó ayer de que, en lo que llevamos de año, ha impuesto en Barcelona 552 sanciones a empresas por infracciones "muy graves" en materia de extranjería, como promover la inmigración clandestina o contratar a trabajadores inmigrantes sin papeles.

4,6 millones en sanciones

Las empresas que captan a trabajadores sin documentación legal se enfrentan a multas de 6.000 a 8.279 euros. De hecho, este año ya se han impuesto sanciones por valor de 4,6 millones de euros.

No sólo se ha cazado a empresas que cometen fraude. También se han impuesto multas a 50 ciudadanos extranjeros por explotar a otros inmigrantes.