Entre el 20 y el 50% de los tránsitos los hacen gratis.  De febrero a julio, los peajes de Mollet (C-33), Les Fonts (C-16), Alella (C-32) y el túnel del Cadí han ganado 16.500 nuevos usuarios  gracias a las bonificaciones, que han beneficiado a 58.203 conductores, según el Grup de Treball para la mejora de la gestión de las autopistas, constituido ayer para estudiar mejoras.

Una de las líneas a estudiar es aplicar el peaje en función de la hora, la fluidez del tráfico y del número de ocupantes de los vehículos.

El grupo analizará la idoneidad de regular los accesos a las áreas metropolitanas, el protocolo para levantar barreras en casos como grandes retenciones, o el tipo de descuento a imponer dependiendo de los ocupantes del coche.