El rey pide en la Pascua Militar mejores medios para combatir la "lacra" del terrorismo

  • Felipe VI ha defendido que el Ejército y los cuerpos policiales se doten de mejores medios para frenar "la mayor amenaza a la seguridad global".
  • Es la primera vez que María Dolores de Cospedal interviene como ministra en la Pascua Militar.
  • La titular de Defensa ha animado a los ciudadanos a reconocer el trabajo del Ejército y la Guardia Civil.
El rey Felipe VI, acompañado por la reina Letizia, durante la celebración de la Pascua Militar que ha presidido este viernes en el Palacio Real.
El rey Felipe VI, acompañado por la reina Letizia, durante la celebración de la Pascua Militar que ha presidido este viernes en el Palacio Real.
Mariscal / Efe
El acto de la Pascua Militar ha comenzado, a las 12.10 horas de este viernes, con la revista a una formación de la Guardia Real a cargo de Felipe VI en el Patio de la Armería del Palacio Real. Con uniforme de gala de capitán general del Ejército de Tierra, don Felipe ha llegado a la plaza exterior del palacio acompañado de la reina Letizia, donde han escuchado el himno nacional y la salva de 21 cañonazos que se lanza en los actos castrenses que preside el rey. Don Felipe y doña Letizia han escuchado el himno nacional y la salva de 21 cañonazos.

El rey ha pedido este viernes "no escatimar esfuerzos" para aumentar la capacidad de prevención y respuesta ante el terrorismo al alertar de que esta "lacra" es un "enemigo de la humanidad", pone en riesgo a los ciudadanos y "desprecia los valores democráticos".

En su discurso en la ceremonia de la Pascua Militar en el Palacio Real, Felipe VI ha defendido que las Fuerzas Armadas y los cuerpos policiales se doten de mejores medios para frenar la que ha considerado "la mayor amenaza a la seguridad global en la actualidad".

Acompañado de la reina Letizia, don Felipe se ha dirigido al estamento militar en un acto en el que María Dolores de Cospedal se ha estrenado como ministra de Defensa y al que también han asistido el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y el titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, además de las principales autoridades castrenses, encabezadas por el jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el almirante general Fernando García Sánchez.

"No debemos escatimar esfuerzos por aumentar nuestra capacidad de prevención y de respuesta ante esta lacra que pone en peligro nuestra sociedad, desprecia nuestros valores democráticos y es un enemigo de la humanidad", ha proclamado el rey, quien en su mensaje de Nochebuena no hizo mención a la amenaza terrorista.

Felipe VI ha subrayado que la labor del Ejército, de los cuerpos de seguridad y de los servicios de inteligencia "está dando buenos frutos" y les ha animado a perseverar en "lo que se está haciendo bien".

En una semana marcada por el dictamen del Consejo de Estado en el que atribuye a Defensa responsabilidad por el accidente del Yak-42 en 2003 en el que murieron 62 soldados cuando Federico Trillo era el ministro, don Felipe ha recordado a quienes murieron "tanto en operaciones fuera de nuestras fronteras", como en el cumplimiento de su quehacer diario.

Cospedal: "Lo que fuimos explica lo que somos"

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, por su parte, ha asegurado que las Fuerzas Armadas (FAS) y la Guardia Civil son "una herramienta leal y eficaz" para "garantizar el futuro de España" y de su estado democrático de derecho, su seguridad y su prosperidad.

La ministra ha subrayado que las FAS y la Guardia Civil son "guardianes y garantes" de la libertad colectiva, por lo que ha animado a los ciudadanos a reconocer su trabajo y comprender que "la seguridad es esencial para el desarrollo y prosperidad de un país libre y democrático".

"Deben ser consideradas como lo que son y lo que representan, lo que significan y protegen: algo de todos y en defensa de todos, una herramienta leal y eficaz del Gobierno de la Nación para garantizar el futuro de España y del estado social y democrático de derecho plasmado en nuestra Constitución", ha sostenido De Cospedal.

La ministra ha comenzado su discurso remarcando el "inquebrantable compromiso de servicio" del Ejército y su papel trascendental en el desarrollo de España desde su nacimiento como nación con los Reyes Católicos. "Lo que fuimos explica lo que somos. La historia de la construcción de nuestra España debe leerse siempre a la par que la historia militar. Y así seguimos haciendo historia, haciendo Fuerzas Armadas y haciendo España", ha remarcado la ministra.

Comienzo con la revista a la Guardia Real

El acto de la Pascua Militar ha comenzado, a las 12.10 horas de este viernes, con la revista a una formación de la Guardia Real a cargo de Felipe VI en el Patio de la Armería del Palacio Real.

Con uniforme de gala de capitán general del Ejército de Tierra, don Felipe ha llegado a la plaza exterior del palacio acompañado de la reina Letizia, donde han escuchado el himno nacional y la salva de 21 cañonazos que se lanza en los actos castrenses que preside el rey.

Mientras Felipe VI ha pasado revista a la tropa, el resto de autoridades ha accedido al interior del palacio.

Los ciudadanos han podido presenciar la parada desde el Patio de la Armería y desde la escalinata de la catedral de la Almudena, situada frente al Palacio Real.

Altos cargos y militares

En la saleta Gasparini, los Reyes han saludado a los altos cargos institucionales y los responsables del Estado Mayor de la Defensa y de los tres Ejércitos.

Entre los invitados, también hay miembros de las Reales y Militares Órdenes de San Fernando y San Hermenegildo, de la Guardia Civil y de la Hermandad de Veteranos.

El pasado año, la novedad, que no se ha repetido en esta ocasión, fue que don Felipe recibió, de manos del Jemad, una bengala de capitán general, un distintivo utilizado por los reyes desde el siglo XVIII a modo de bastón de mando de los Ejércitos.

La tradición de la celebración de la Pascua Militar arranca en el reinado de Carlos III La tradición de la celebración de la Pascua Militar arranca cuando Carlos III felicitó a las tropas españolas que recuperaron la localidad menorquina de Mahón, que estaba en poder de los ingleses, el 6 de enero de 1782.

Como prueba de aprecio a sus Ejércitos, Carlos III ordenó a virreyes, capitanes generales y demás jefes que en el día de la Epifanía reuniesen a las guarniciones para felicitarlas en su nombre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento