Una solución artística
Transforman un problema urbanístico en una propuesta decorativa. ARCHIVO

La residencia universitaria del Burgo de las Naciones luce una nueva imagen.

En uno de los laterales de edificio, un graffiti de grandes dimensiones ha servido para recuperar el buen aspecto de las paredes, degradadas por el paso del tiempo.

El Rectorado considera que ésta es una fórmula idónea para que el campus gane en vistosidad, por lo que trasladará la experiencia a otras instalaciones.

Los artistas contemporáneos tendrán la oportunidad de dejar su huella en los lugares más frecuentados por los estudiantes, que aplauden la medida y esperan que sea imitada por otras Administraciones.

Eso sí, las obras deberán respetar el entorno.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SANTIAGO DE COMPOSTELA.