Pecados comestibles
La Rasera

Las tapas de La Rasera son tan cuidadas y tentadoras que el pecado está asegurado. Este recién estrenado bar viene  a romper, con sus platos, la manida oferta de las cervecerías con altramuces que salpican todas  las calles cercanas a la estación de Santa Justa.

Sorprenderá a muchos y gustará más a los buscadores de delicatessen.

Aquí encontrarás un muslito de pato confitado que te deleitará con una carne fina, sabrosa y roja sobre láminas de manzana verde. Si prefieres otras carnes puedes probar la carrillá, que aparece jugosa sobre un suelo de batata naranja fuerte; o el solomillo al whisky, con una pinta estupenda, sobre patatas apiladas y doradas.

La carta es extensa, nutrida de conservas, como las zamburriñas, unas vieiras pequeñitas, tapas de cocina, platos fríos, pato en diferentes versiones y chacinas. Más de 60 vinos sostienen su carta y se muestran al público en un local cálido.

Calidad y tradición

El espíritu de La Rasera, o espumadera en otros lares, es ofrecer al cliente calidad y lo mejor de la cocina tradicional. Este fin de semana, por ejemplo, podemos comer allí fabada con almejas, garbanzos con bacalao o cola de toro cordobesa.

Su pizarra cambia cada semana para llenarse de sugestivos platos de diferentes lugares de España como lo chicharrones de Cádiz, filetes finos sobre una tabla de madera hidratados con aceite de oliva, la escalibada con ventresca o el pastel de cabracho. Todo es cuestión de tener hambre y de pecar con gusto.

LA RESERA

* C/ Esperanza Trinidad, 9. Abre de 12 a 17 y de 20 a 24.30 h. Tapa: 2.50 €. Cierra lunes y domingos de tarde. Tel. 653 379 966.