El animal estaba en un cobertizo sin agua ni comida.

Una joven lucense de 27 años fue detenida por el Seprona por dejar morir de hambre a un perro.

El pastor alemán falleció en un cobertizo sin agua, comida y en malas condiciones higiénicas. La arrestada ha pasado a disposición judicial.