Una empresa de la Comunitat lanzará a finales de este año la primera leche fermentada, una especie de actimel (la marca de Danone por la que es conocido este producto), pero mucho más autóctono: chufa valenciana y almendra alicantina.

El objetivo es desbancar a la soja como elemento preferido para las leches vegetarianas y ofrecer productos medicinales, más conocidos como funcionales, con el sello made in Comunitat.

El nuevo producto tendrá una textura "similar" a la de un yogur bebido, pero con un "retrogusto" de horchata o almendra y con propiedades que ayudan a mejorar las defensas del cuerpo humano, según el gerente de la empresa Alimentos Funcionales de Origen Tradicional, José Luis Galán.

Beneficios

Galán asegura que estos frutos secos aportan tantos beneficios "o más" para el organismo como la soja. Durante el proceso de elaboración prevén reutilizar las grasas del aceite de los frutos secos, para realizar y comercializar cosméticos naturales: cremas de uso nocturno para hidratar la piel del hombre y de la mujer, aceites de leche de almendra para bebés o lociones hidratantes para toda la familia.

Galán acudió ayer al Foro de Inversión Empresarial que promueve la Fundación Empresa Universidad de Alicante, Fundeun. El acto, en la Cámara de Comercio, es un punto de encuentro entre empresarios con intenciones inversoras, emprendedores y entidades financieras.