El Gobierno de Navarra ha puesto en marcha este lunes un grupo de trabajo para elaborar una Estrategia de Compra Responsable (ECR) que

incorpore criterios sociales, laborales y medioambientales a la contratación pública, tal y como recoge el anteproyecto de la Ley Foral de Contratos Públicos.

La primera labor de este grupo es desarrollar una guía de cláusulas sociales que determine la incorporación práctica de estos criterios y la manera de valorar su aplicación por parte de las entidades sometidas a la mencionada ley.

El Ejecutivo foral ha señalado, en una nota, que comparte la inquietud social de utilizar la contratación pública responsable como una herramienta que sirva para conseguir objetivos sociales. Asimismo, ha indicado que reconoce la responsabilidad de obtener el mejor valor a cambio del dinero que invierte, tanto para la Administración como para las empresas que le proporcionan servicios y productos, sin tener por ello que renunciar a aumentar el impacto social de la contratación, reducir las cargas medioambientales, promover la innovación y mejorar la calidad de vida de todos los eslabones de la cadena de suministro.

El grupo de trabajo, que podrá ser ampliado si se considera necesario, integra a representantes de la Junta de Contratación; la Dirección General de Trabajo; el Servicio Navarro de Empleo; la Dirección General de Industria; la Cámara de Comptos; el Servicio de Consumo y Arbitraje; los grupos parlamentarios; la Universidad Pública de Navarra; la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC); los sindicatos ELA, LAB, UGT y CCOO; la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN); los centros de Inserción Social y los centros Especiales de Empleo.

Consulta aquí más noticias de Navarra.