Estado Islámico reivindica el atentado en la discoteca de Estambul en Nochevieja

Imagen del atacante de Estambul captada por cámaras de seguridad antes de provocar la masacre del club Reina.
Imagen del atacante de Estambul captada por cámaras de seguridad antes de provocar la masacre del club Reina.
EFE

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha reivindicado el atentado en la exlusiva discoteca en Estambul (Turquía) en Nochevieja, ha dejado 39 muertos, al menos 12 de ellos turcos y 24 extranjeros, y 69 heridos.

En un comunicado difundido a través de internet, cuya veracidad no ha podido ser comprobada, el EI afirmó que el autor de la matanza, que sigue huido, es un "heroico soldado del califato" autoproclamado por la organización yihadista.

"En continuación de las sagradas operaciones que el Estado Islámico está llevando acabo contra el protector de la cruz, Turquía, un heroico soldado del califato golpeó uno de los más famosos club nocturnos donde los cristianos celebran su festivo apóstata", afirma el mensaje.

En el texto, se detalla que el terrorista usó granadas y una ametralladora y causó unas 150 víctimas entre muertos y heridos en el club Reina. El EI afirma que esta acción es en "venganza" por los bombardeos contra musulmanes que efectúa Turquía en territorio sirio, por lo que acusó al gobierno de Ankara de ser "servidor de la Cruz".

"Que el Gobierno apóstata de Turquía sepa que la sangre de los musulmanes que se está derramando por los bombardeos de sus aviones va a convertirse en fuego en su propia casa", se indica en el texto del grupo yihadista.

En el mensaje, el grupo anuncia más atentados en el país.

El atacante descargó 180 balas

El atacante sigue huido tras escapar de la discoteca donde cometió los asesinatos. Se trata de uno de los locales más exclusivos de la ciudad y donde se encontraban centenares de personas celebrando el fin del año.

El presunto autor llegó al club a la 01.15 horas y disparó con un fusil -un Kalashnikov- a dos guardas y a un policía. Tras los asesinatos, entró en la discoteca donde disparó indiscriminadamente contra los asistentes.

Según el diario turco HaberTürk, el terrorista descargó 180 balas antes de abandonar su arma en el local y darse a la fuga. Turquía apoya a las facciones rebeldes en Siria y desde agosto pasado participa con carros de combate y aviones de guerra en una operación para combatir al EI en el norte del país vecino.

Como muchas de las grandes ciudades de Europa, Estambul se encuentra en alerta bajo amenaza terrorista. Durante el año 2016, los atentandos han provocado más de 300 muertos en el país. Además de EI, hay ataques reivindicados por el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y por el Partido Revolucionario del Pueblo/Frente (DHKP-C), considerados también los dos últimos organizaciones terroristas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento